Mini Vacaciones de Navidad

Todos sabéis que estas son las primeras navidades con Jan. Tal como esperábamos, han sido mágicas.

Cierto es que Jan no se entera de nada. Es demasiado pequeño para ser consciente de lo que pasa a su alrededor. Pero si alucina viendo los colores y escuchando la música. Así que solo por eso, no íbamos a ser menos y quedarnos en casa.

Visitamos a “Papa Noel” para entregarle la carta. Pensábamos que Jan extrañaría y que se pondría a llorar. Pero nos sorprendió portándose como un campeón.

papa-noel

Debimos ser muy buenos, porque encontró nuestro hogar sin problemas, dejando el árbol cargadito de regalos.

También fuimos a conocer “La Fábrica de los Reyes Magos” situada en “Sant Adrià”, Barcelona. Nunca habíamos oído hablar de ella. Eli, una amiga, nos la recomendó y no pudimos faltar.

Dura tan solo una semana. De 17h a 21h. Con entrada gratuita. Siendo el último pase a las 20:40h. Debo deciros que llegamos a las 18:10h y ya había dos horas de cola… menos mal que fuimos equipados para el frío.

Jan se durmió 1h mientras esperábamos. Le vino de perlas. Así cuando nos tocó entrar alucinaba con todo.

Se nos olvidó la carta en casa. Pero no pasa nada, allí nos dieron una carta mágica. La cual no podemos abrir, se escribe sola, si nos pudiera la curiosidad y la abriéramos, se borrarían las líneas.

En “La Fábrica de los Reyes Magos” disponen de la oficina de correos para entregar la carta a sus ayudantes. Una vez entregada, nos dan un certificado, que no debemos perder, para poner debajo del árbol y así sepan “Los Reyes Magos” que regalos deben dejar.

20190102_200846

A continuación disfrutamos de un maravilloso espectáculo de luces. Por último, entramos a la fábrica donde pudimos ver como los ayudantes clasifican los regalitos por orden alfabético para luego ser repartidos.

Sino habéis ido nunca os lo recomiendo al 100%. Ver las caras de los más pequeños. La magia que se crea entre aquellas paredes… no tiene precio. Eso sí, ir prontito… Nosotros ya lo sabemos para el año que viene.

La casualidad quiso que conociéramos a sus majestades “Los Reyes Magos” en persona.

reyes

A pesar de que nuestra carta ya había sido entregada en su propia fábrica. No quisimos perder la oportunidad de poder hablar con ellos y recordarles lo que habíamos pedido. Debo deciros que a Jan le gustó mucho más las túnicas que sus majestades llevaban, que el hecho de conocerlos.

Hemos estado en “La Fábrica de los Reyes Magos”, los hemos conocido en persona. Pero nada de eso cambia el hecho de que nos equipemos y vayamos a verlos desfilar en sus carrozas.

El hecho de ser nuevos en el pueblo, todavía nos da más ganas de verlos desfilar. De conocer a sus ayudantes y de coger caramelos.

Como era de esperar, no defraudaron. Este año la cabalgata estaba inspirada en los diferentes países del mundo. Sus majestades hicieron su aparición desde dentro de una de las pirámides de Egipto.

A lo largo de todo el recorrido fueron acompañados de las carrozas de África, India, Egipto, Roma… tirando caramelos a montones. Al final, llenamos una bolsa que se llevó mi hermana.

Todas me encantaron. Fueron espectaculares. Se notaba todo el trabajo que había detrás de cada una de ellas. La gente que iba en ellas, súper amables, simpáticas y cercanas.

Las dos carrozas que más me sorprendieron fueron la de “Los Chupeteros” y la del “Carbón”

Nunca las había visto. La verdad me parece una idea genial. Que todos los niños y niñas puedan entregar su chupete porque ya se han hecho mayores, lo veo maravilloso. Es una buena forma de ayudarlos a que se deshagan de él.

Y por supuesto, la del “Carbón” debería ser siempre obligatoria. Hay que decir que alguna vez que otra no somos del todo buenos…

No os he mencionado la mañana de navidad ni la mañana de reyes. Pero ya os podéis imaginar cómo fueron. Realmente

MARAVILLOSAS

No os lo vais a creer, pero aunque Jan todavía no se entera de nada, le ha gustado abrir sus regalos. No veas como rompía el papel de regalo, con alguna ayudita, pero se lo pasó pipa.

Por desgracia, todo llega a su fin. Al día siguiente de los reyes. Desmontamos la navidad. La guardamos bien guardadita en sus cajas, abriendo paso a todos los regalos del peque. Aunque parezca mentira, el comedor, ha crecido en metros quitando el árbol.

Nunca pensé que diría esto. Amo la navidad y todo lo que está relacionado con ella. Pero estaba deseando recogerla para darle espacio a las cositas de Jan.

Tomarme unas semanas de vacaciones, aprovechando que Salva también estaba en casa, me han venido geniales. He dedicado el tiempo a mi familia. Hemos aprovechado para hacer cositas. Me ha venido fenomenal para recargado pilas. Tenía muchas ganas de volver a retomar el Blog y seguir contando mis experiencias.

Gracias por estar ahí, por leerme y por dejarme compartir esta gran aventura con todos vosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s