Joyas de leche.

Desde que vi la idea en Instagram, quedé enamorada de las joyas de leche materna. Todavía no estaba embarazada, pero necesitaba saber precios. Tenía claro que era algo que me iba a auto regalar.

No son unas joyas cualquiera. Son hechas con leche materna. Hay desde pendientes, collares, charms… todo lo que puedas imaginarte.

Son hechas completamente de forma artesanal con tu leche materna. Pueden ser solo de leche, o de cordón umbilical, ambas cosas… hay infinidad de posibilidades.

Después de darle mil vueltas, de ver muchísimas fotos, me decanté por dos charms, compatibles con la pulsera “Pandora”, de leche materna y pelito de Jan.

Una vez hecho el encargo, tengo que extraerme leche de forma manual. Todavía no tengo el saca leches. Hago un curso rápido con “Youtube” de como extraerla y me pongo manos a la obra. Ha sido bastante más fácil de lo que me esperaba. Con la ayuda de un biberón mido los 60 mililitros de leche que me ha pedido Vanesa.

También tengo que cortarle a Jan un mechoncito de pelo, de la parte trasera de la cabeza. Eso lo hago en cuanto Salva llega a casa. Sola no me atrevo porque se mueve mucho.

Lo preparo todo tal y como me indican. La leche en un recipiente hermético, para que en el trayecto no se derrame. El mechoncito de pelo pegado en un trocito de cinta aislante y envuelto en papel de plata. Ambas cosas, en un sobre burbuja.

El mensajero viene en seguida.

Ahora empieza el proceso para crear las joyas:

  1. Hay que deshidratar la leche. Este paso puede durar varias horas. Haciendo de la leche líquida una materia dura y brillante.maquina
  2. A continuación hay que convertir la leche deshidratada en polvo con la ayuda de un molinillo.
  3. Seguidamente al polvo se le añade la misma cantidad de resina y catalizador. Se tiene que mezclar todo perfectamente. Es en este momento, también, si deseamos añadirle color a la leche, purpurina, cordón umbilical, pelito… (En mi caso quiero leche pura con pelito)
  4. Se procede a poner la mezcla en el molde deseado. Dejando secar cerca de 15 días.BeFunky-collage (7)
  5. Se pule la pieza dejándola brillante.
  6. Se añaden los ojales de plata u oro para completar la joya. Y listo.

En mi caso me he decantado por grabar los ojales con el nombre de Jan y la fecha de nacimiento.

El proceso parece sencillo. Pero en realidad no lo es. Es un trabajo que necesita mucha experiencia, muchas pruebas e incluso realizar moldes artesanales para fabricar cada una de las piezas.

A las tres semanas llaman a mi puerta. El paquete ha llegado. Me muero por abrirlo. Y en cuanto lo hago, me enamoran todavía más. Cada pieza es única.

Para mi sorpresa, viene de regalo un colgante y otro charm más pequeñito. Ambos de leche y pelito que había sobrado.

20181117_180136

Debo deciros que son las joyas más valiosas que tengo. Algo tan bonito como está siendo la maternidad, la lactancia y el amor que siento por mi hijo, plasmado en un recuerdo para toda la vida.

Como no podía esperar ya la llevo conmigo.

20181117_180402

He querido escribir sobre esto, porque para mí estas joyas, son uno de los tesoros más valiosos que tengo a día de hoy.

A veces el valor de las cosas no se mide por el dinero, sino por el significado de estas.

Gracias por estar ahí, por leerme y por dejarme compartir esta gran aventura con todos vosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s