La vida son dos días y uno llueve.

El destino es quien decide cuanto tiempo vamos a estar aquí. Hay quien dice, que la vida no nos pertenece, que nos es prestada por un tiempo determinado, y no les quito razón. Nunca es suficiente. Si nos perteneciera, ¿Quién querría dejar de vivirla?

Esta semana no ha sido de las mejores. Perder a un ser querido es algo muy triste y complicado a la vez. Por mucho que sepas que algún día el momento llegará… nunca se está preparado.

Por fin comprendo el significado pleno de “Un bebé viene con un pan debajo del brazo”. Qué ironía que tengan que pasar cosas para comprender otras.

20181107_094724

Los pequeños de la casa desprenden inocencia, felicidad y paz. Son ajenos a todo lo que pasa a su alrededor.

Sin quererlo, ellos son el motor de nuestra vida. La brújula que guía nuestros pasos. Ellos, de una manera sencilla, nos hacen una mueca a diario que nos enamora día a día y nos hace dejar a un lado todo lo malo. Nos sacan esa sonrisa en los momentos difíciles.

Por ellos nos secamos las lágrimas. Seguimos luchando, aunque la herida sea profunda.

El destino es quien barajas las cartas, pero nosotros decidimos como jugarlas.

Esta semana el cielo “Tiene una estrella más”.

estrella

No tengo dudas de que esa estrella, junto a otras muchas estrellas que han ido brillando en el camino, nos guiarán a lo largo de nuestra vida. Que nos protegerán en los momentos más difíciles y duros. Nos darán fuerzas cuando las nuestras flojeen. Nos ayudarán a levantarnos si nos caemos. Nos secarán las lágrimas cuando estas no dejen de brotar. Celebrarán con nosotros nuestros logros. Se iluminarán y sonreirán cuando nosotros lo hagamos.

Nos quedamos con las ganas de vivir muchos momentos a vuestro lado. De deciros muchas cosas. De que vierais a Jan crecer… pero desde aquí abajo os prometemos:

“Llevaros siempre con nosotros, no muy cerca, pero sí muy dentro”

Le contaremos historias y anécdotas a Jan sobre vosotros. Lo fuertes y valientes que fuisteis. Que la vida muchas veces no ha sido justa, pero nunca perdisteis la sonrisa. Que habéis sido, sois y seréis un ejemplo a seguir. Le enseñaremos los valores que nos habéis enseñado. Y sobre todo y más importante, nos encargaremos de que os conozcan.

Nadie muere para siempre mientras su recuerdo permanezca.

Gracias por estar ahí, por leerme y por dejarme compartir esta gran aventura con todos vosotros.

Un comentario en “La vida son dos días y uno llueve.

  1. Solo hay que seguir disfrutando de los momentos mágicos que nos trae la vida …
    Las piedras sin duda ya las tenemos en el camino y hay que saltarlas …
    Un beso enorme a todas esas estrellas que nunca se apagan y que nunca nos dejan de brillar …
    Un beso enorme .

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s